• Swiss Merengue Buttercream

    Swiss Merengue Buttercream Recetas Swiss Merengue Buttercream

    Swiss Merengue Buttercream

    La receta es muy fácil de recordar: el esquema es 1-2-3 (1 parte de claras de huevo, 2 de azúcar y 3 de mantequilla), y puedes hacer tanta cantidad como quieras. También se puede congelar perfectamente (y conservarla hasta 1 mes en el congelador). En ese caso déjala 24 horas descongelándose lentamente en la nevera. Antes de usarla tienes que dejarla a temperatura ambiente, porque si no se corta y luego batirla por unos minutos y lista.

    INGREDIENTES:

    150 gramos de clara de huevo
    300 gramos de azúcar fino
    450 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente y en trozos
    Aroma de vainilla o limón

    Las claras de huevo y el azúcar se montan al baño maría, así que debes empezar poniendo una olla con agua al fuego.
    Mezcla las claras y el azúcar en un cuenco. Pon el cuenco al baño maría, y sigue batiendo hasta que el azúcar se haya disuelto y la mezcla esté bien caliente.

    Vierte la mezcla en el bowl de la batidora (frío). Bate la mezcla a alta velocidad hasta que quede montada y forme picos estables (tarda unos 10 minutos). El merengue tiene que enfriarse lo suficiente como para que la mantequilla que vamos a añadir en el siguiente paso no se funda.

    Añade la mantequilla en pequeños trozos, poco a poco, sin dejar de batir (pero ahora a baja velocidad). Al principio la mezcla puede aparecer un poco grumosa, pero no te preocupes, sigue mezclando y ten paciencia: los grumos desaparecerán ;-) Cuando la mantequilla esté bien incorporada a la mezcla, pon la batidora a una velocidad mayor y sigue batiendo la crema hasta que presente un aspecto cremoso y suave.

    Añade la esencia de vainilla o limón, e incorpora con la espátula lo que quede en los bordes del cuenco y sigue batiendo un minuto, para que quede todo bien mezclado.
    La buttercream de merengue suizo ya está lista. Puedes conservarla una semana en el refrigerador.

    Si quieres añadir otros sabores, puedes usar siempre la vainilla en la receta, pero no uses la esencia de limón.

    Algunas variantes pueden ser:
    Chocolate: añade de 75 a 100 g de chocolate negro fundido (ligeramente enfriado) cuando la crema esté lista, y mézclalo bien. También puedes usar chocolate con leche o incluso blanco.
    Limón: Añade lemon curd casero, ¡delicioso! Empieza con 2 cucharadas soperas, y después vete añadiendo hasta obtener el sabor que quieres.
    Crema de queso: añade 150 g de queso en crema tipo Philadelphia. Bate bien después.
    Fresa o frambuesa: añade confitura de fresa o frambuesa tamizada. Comienza con una o dos cucharadas soperas, y ve añadiendo después hasta que quede a tu gusto.
    Moca: añade 35 ml de café expreso (puedes usar también café expreso soluble con agua caliente) y 50 g de chocolate negro fundido. Pon la batidora a baja velocidad mientras añades el café y el chocolate, y mezcla todo bien mezclado.
    Choco-avellana: puedes usar una pasta de avellana (de una chocolatería o de algún mayorista de la alimentación), o puedes usar Nocilla, también muy rico.
    Coco: con coco rallado, a tu gusto. Añádelo cuando la crema esté lista, remueve hasta que esté bien mezclado. También puedes añadir un chorrito de Malibú.
    Pistacho: con pistachos molidos a tu gusto. Añade los pistachos al final de la preparación y mézclalos bien.




  • talleres_y_recetas
  • Síguenos